Paraíso perdido

Paraíso perdido

by Rafael Alberti

A través de los siglos,
por la nada del mundo,
yo, sin sueño, buscándote.

Tras de mí, imperceptible,
sin rozarme los hombros,
mi ángel muerto, vigía.
.
¿Adónde el Paraíso,
sombra, tú que has estado?
Pregunta con silencio.

Ciudades sin respuesta,
ríos sin habla, cumbres
sin ecos, mares mudos.

Nadie lo sabe. Hombres
fijos, de pie, a la orilla
parada de las tumbas,

me ignoran. Aves tristes,
cantos petrificados
en éxtasis el rumbo,

ciegas. No saben nada.
Sin sol, vientos antiguos,
inertes, en las leguas
por, andar, levantándose
calcinados, cayéndose
de espaldas, Poco dicen.

Diluidos, sin forma
la verdad que en sí ocultan,
huyen de mí los cielos.

Ya en el fin de la Tierra,
sobre el último filo,
resbalando los ojos,
muerta en mí la esperanza,
ese pórtico verde
busco en las negras simas.

¡Oh boquete de sombras!
¡Hervidero del mundo!
¡Qué Confusión de siglos!

¡Atrás, atrás! ¡Qué espanto
de tinieblas sin voces!
¡Qué Perdida mi alma!

-Ángel muerto, despierta.
¿Dónde estás? Ilumina
con tu rayo el retorno.

Silencio. Más silencio.
Inmóviles los pulsos
del sinfín de la noche.

¡Paraíso perdido!
Perdido por buscarte,
yo, sin luz para siempre.

comments powered by Disqus
     

Miscellany

Rafael-alberti


Other poems by Rafael Alberti (read randomly)


Se equivocó la paloma,
se equivocaba.
Por ir al norte fue al sur,

Las tierras, las tierras, las tierras de España,
las grandes, las solas, desiertas llanuras.
Galopa, caballo cuatralbo,

Te digo adiós, amor, y no estoy triste.
Gracias, mi amor, por lo que ya me has dado,
un solo beso lento y prolongado

Ángeles malos o buenos,
que no sé,
te arrojaron en mi alma.

¡Arriba, trabajadores
madrugadores!
¡En una mulita parda

Leñador,
no tales el pino,
que un hogar

—Bien puedes amarme aquí,
que la luna yo encendí,
tú, por ti, sí, tú, por ti.

Si mi voz muriera en tierra
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.

Gimiendo por ver el mar,
un marinerito en tierra
iza al aire este lamento:

Si yo nací campesino,
si yo nací marinero,
¿por qué me tenéis aquí,

Mi corza, buen amigo,
mi corza blanca.
Los lobos la mataron

Pirata de mar y cielo,
si no fui ya, lo seré.
Si no robé la aurora de los mares,

Hoy las nubes me trajeron,
volando, el mapa de España.
¡Qué pequeño sobre el río,

(Poema Representable)
1, 2, 3 y 4
En estas cuatro huellas no caben mis zapatos.

Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados

Vino el que yo quería
el que yo llamaba.
No aquel que barre cielos sin defensas.

¡No pruebes tú los licores!
¡Tú no bebas!
¡Marineros, bebedores,

Like us on Facebook?