Yo, como tú,
amo el amor, la vida, el dulce encanto
de las cosas, el paisaje
celeste de los días de enero.
 
También mi sangre bulle
y río por los ojos
que han conocido el brote de las lágrimas.
 
Creo que el mundo es bello,
que la poesía es como el pan, de todos.
 
Y que mis venas no terminan en mí
sino en la sangre unánime
de los que luchan por la vida,
el amor,
las cosas,
el paisaje y el pan,
la poesía de todos.

Poemas clandestinos

  • 2
  • 0
  •  
  •  
Login to comment...
Email

Other works by Roque Dalton García...