Cargando...

Por un quite

Descabellan tus ojos cuando miras
a los piratas cojos de neón,
las curas de valor curan mentiras
y retiran figuras de salón.
 
En otras artes también cuecen habas,
cuando tuve de todo quise más,
una noche soñe que reinventabas
conmigo el rock and roll, Jose Tomas.
 
A mis cuarenta y doce, ni el bombero
torero necesita un telonero,
ni don Tancredo cedera su silla.
 
Conque, maestro, acéptame el envite;
te cambio seis sonetos por un quite
de frente por detas de una vaquilla.
Preferido o celebrado por...
Otras obras de Joaquín Sabina ...



Top