Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
 
Se le acercaron dos y repitiéronle:
«No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
 
Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: «Tanto amor, y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
 
Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
 
Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar.

  • 1
  • 2
  •  
  •  
Login per commentare...

Piaciuto o affrontato da...

Ada Pardo Paula Morales Domonell
Email

Altre opere di César Vallejo...

Alcuni poeti che seguono César Vallejo...

Gonzalo Valeria Orozco Diana Carolina Velasco Tamez dulce tres Erick Cortez (A.R) Alejandro Sagastume Arce