cueca

En Arauco una muchacha
muy curiosa y sin sentido
mató al padre y a la madre
por irse con su ser querido.
 
Esta chiquilla diabla
se fue al infierno
y a Lucifer le jura
cariño eterno.
 
Cariño eterno, sí,
quien lo creyera,
que salió de las brasas
cayó a la hoguera.
 
“Que se la lleve el diablo”
dijo San Pablo.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Pardo
Email

Other works by Violeta Parra...

Some poets who follow Violeta Parra...

Nicolás Vera Franscesca Sena Zábish Keiver Cardona .x.Moon_girl.x Dante Espínola Del Sur