cueca

En Arauco una muchacha
muy curiosa y sin sentido
mató al padre y a la madre
por irse con su ser querido.
 
Esta chiquilla diabla
se fue al infierno
y a Lucifer le jura
cariño eterno.
 
Cariño eterno, sí,
quien lo creyera,
que salió de las brasas
cayó a la hoguera.
 
“Que se la lleve el diablo”
dijo San Pablo.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Pardo
Email

Other works by Violeta Parra...

Some poets who follow Violeta Parra...

Jaime Andrés Sánchez Vélez Geomar Ramirez Camilo Polanco Amarat Humberto Santos Diego Guevara