La última inocencia

La última inocencia

by Alejandra Pizarnik

Partir
en cuerpo y alma
partir.

Partir
deshacerse de las miradas
piedras opresoras
que duermen en la garganta.

He de partir
no más inercia bajo el sol
no más sangre anonadada
no más fila para morir.

He de partir

Pero arremete ¡viajera!
 

 

comments powered by Disqus

Miscellany

Images


Other poems by Alejandra Pizarnik (read randomly)


Tú haces el silencio de las lilas que aletean
en mi tragedia del viento en el corazón.
Tú hiciste de mi vida un cuento para niños

Debajo de mi vestido ardía un campo con flores aleg …
como los niños de la medianoche.
El soplo de la luz en mis huesos cuando escribo la

¿ Y si nos vamos anticipando
de sonrisa en sonrisa
hasta la última esperanza?

Todo hace el amor con el silencio.
Me habían prometido un silencio como un fuego, una …
De pronto el templo es un circo y la luz un tambor.

Barcos sobre el agua natal.
Agua negra, animal de olvido. Agua lila, única vigi …
El misterio soleado de las voces en el parque. Oh t

Los ausentes soplan grismente y la noche es densa.
La noche tiene el color de los párpados del muerto. …
Huyo toda la noche, encauzo la persecu...

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado

Yo no sé de la infancia
más que un miedo luminoso
y una mano que me arrastra

Noche 1956

Tal vez esta noche no es noche,
debe ser un sol horrendo, o
lo otro, o cualquier cosa.

Para reconocer en la sed mi emblema
para significar el único sueño
para no sustentarme nunca de nuevo en el amor

Like us on Facebook?