Hemos traído la casa
a habitar este sitio de dos metros cuadrados.
Manos amadas, tuyas
laceradas y fuertes
de Madre compasiva
con sus puntuales mimos, ponen orden.
 
Calor de hogar
con un aroma a asepsia;
caminar de puntitas
para no perturbar a la esperanza.
 
Ahora soy yo
el que te lee los cuentos de la noche,
justa retribución a mi infancia de ensueños.
 
Luego finges dormir
para velar mi insomnio.
 
Nos sorprendemos a deshoras
espiándonos,
descifrando silencios, reconociéndonos en las miradas,
recuperando abrazos extraviados.
 
Juegas a la evasión del sosiego dormido,
juego a que te descuido
consumiendo minutos de negligente lapsus.
 
Esto es lo que hay
inmensas galerías repletas de gavetas,
dramas en los cuartitos,
paredes de cortinas donde todo se escucha.
 
Mi Madre, hermana cómplice,
contrabando del pan y de la miel hurtada.
Alacena prohibida de tesoros guardados.
 
Ahora crecemos juntos
al amparo de voces que resguardan
un diálogo en murmullos
y hacemos nuevos pactos de perdones
cada uno el confesor del otro y el que absuelve.
 
En medio de la noche recobramos
todo lo que antes fuimos.

(2014)

Madre mía, te amo.

Hospital.

  • 0
  • 4
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Ada Zoe Ada Pardo Luna Creciente Paolo Panizzo
Email

Other works by Alfredo Jiménez G....

Some poets followed by Alfredo Jiménez G....

Katia Marquez Octavio Paz Genarosky 57 Angélica Y. J. Hall Humberto Santos