El Mississippi canta; el Mississippi es uno de los ríos más cantores del mundo. Arthur Palmer Hudson, profesor en la Universidad de North Carolina, ha recorrido las orillas y las ciudades de ese río cantor, y ha publicado sus hallazgos en un volumen. Estos son de todo orden: hay baladas inglesas acriolladas por cinco o seis generaciones de América; hay rondas y canciones de niños; hay canciones cantadas a caballo en Tejas y Arizona y traídas al río por los hombres que fueron a la guerra de Méjico; hay entusiasmados himnos de negros, trémulos de alas y ángeles; hay romances de contrabandistas, de vagabundos, de bandoleros y de guapos: entre ellos, uno que registra y exalta el rico prontuario de un pistolero que ahora es huésped de la cárcel de Vicksburg y cuyo nombre, acaso un poco insólito, es Kenny Wagner.

Con el típico amor de los eruditos por todo lo popular (siempre que sea un poco antiguo, siempre que al pueblo haya dejado de interesarle), el doctor Hudson ha interrogado la tradición oral de los estados de Luisiana y de Mississippi. Ha rescatado así muchas canciones que estaban a punto de perecer.

Aquí tenemos varias antologías de carácter campero; precisamos una de Buenos Aires que recoja las inefables coplas del truco, las milongas de la calle del Temple y de las orillas, las “versadas” orondas y metafísicas, como esa que asevera: La vida no es otra cosa —que muerte que anda luciendo.


Revista Hogar, 30 De Octubre De 1936

#EscritoresArgentinos

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Login per commentare...
Email

Altre opere di Jorge Luis Borges...

Alcuni poeti che seguono Jorge Luis Borges...

ANA GONZÁLEZ AMBLÉS Gaston Bortoluzzi Palabras huérfanas Lufso Lôren Qba Milagros