Alguna vez hubo una dicha. El hombre
aceptaba el amor y la batalla
con igual regocijo. La canalla
sentimental no había usurpado el nombre
 
del pueblo. En esa aurora, hoy ultrajada,
vivió Ascasubi y se batió, cantando
entre los gauchos de la patria cuando
los llamó una divisa a la patriada.
 
Fue muchos hombres. Fue el cantor y el coro;
por el río del tiempo fue Proteo.
Fue soldado en la azul Montevideo
 
y en California, buscador de oro.
Fue suya la alegría de una espada
en la mañana. Hoy somos noche y nada.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
S'identifier Commentaires...

Préféré par...

Maria Rubio Mulero
Email

Autres oeuvres par Jorge Luis Borges...

Quelques poètes qui suivent Jorge Luis Borges...

Juliana Raimunda Zugasti FelipeMartínezPinzón Elliot Milan Damian R. Rivera Ortiz Sol Daiana Sebastian R