Por: Carlos Godfrey Mora Estrada.

Mi cuerpo se encuentra dormido entre un verde bosque, mientras mi mente recrea imágenes de lo que fue una noche sin luna.

Fue una noche de baile, tragos y risas, de esas que siempre terminan tarde y se camuflan con la llegada del sol.
Todos duermen, menos sus exóticos ojos negros y yo.

Queriendo escapar de la civilización, salimos caminado borrachos y locos hacia dos enormes montañas que nos llamaban desde su lejanía.

Perdiendo la noción de la cordura y el tiempo, llegamos a unos grandes y viejos arboles; andamos por el seco y acolchado pasto, mientras mis manos tocaban el aire que se escapaba del cielo azul, el viento susurraba en mi oído con su suave calor.

Las hojas de los arboles aún se veían fuertes y verdes, algunas tornaban amarillas, queriéndose preparar para su gloriosa caída.

Andamos por largas horas, con cada paso el sol se ponía más fuerte y radiante.
Siendo las 11 de la mañana, nuestros cuerpos se derrumbaron en el suave y acolchado pasto, con las miradas hacia el infinito.

Poco a poco nuestros ojos se fueron cerrando, haciendo del cielo azul un lugar lleno de oscuridad y fantasía.

Ahora me encuentro dormido en un profundo y verde sueño, el sol toca mi rostro con su calor. Espero el momento de despertar y salir en búsqueda de alguna aventura...


*** Septiembre 2016 ***

  • 0
  • 5
  •  
  •  
Entrar para comentar...

Preferido o celebrado por...

Ada Pardo M.B.Ibáñez Cálamo Azul Norberto Armenta Clàudia Cardona López
Email

Otras obras de Carlos Godfrey...

Algunos poetas seguidos por Carlos Godfrey...

Jorge Nazer Lachapa Nomedes Patricia Gomez Seoane Alexandra Betancourth El oso Dori Gômez