Chargement...

Este ocaso impetuoso que me deviene.

 
 
Ceñida a la intemperie de la espuma...
 
entre perlas grisáceas y amores de zaguán,
 
cincelando a destelladas, sin tapujos.
 
buscándome en otras huellas,
 
para decirte que ya no eres imprescindible...
 
para mí,
 
por todos tus silencios absurdos
 
o incoherencias que dicen tanto...
 
Este amor de trastienda,
que aletea en mi pecho todavía
 
que se extiende por mis mundos internos
 
provocando cansados sueños de insomnio.
 
Tenue rescoldo del atardecer,
 
vértigo en medio de la nada,
 
y este mal sabor del alma,
 
que nubla mi existencia...
 
¡Nadie puede curarme mis tristezas!
 
Doris Melo Mendoza.
 
 
Derechos reservados.

En el libro : Inventarios de silencios.

Autres oeuvres par Doris Melo ...



Top