Nadie sabe en que silencio entro tu sombra
si en esa pausa sin color que da el vacío
o en la amarga soledad  que nos convoca
cuando los violines gimen en descocidas noches.
 
Sentimiento limpio  y absurdo
en el que se confunden
un suntuoso aroma lírico
y una prosa lúdica palpitante.
 
Entonces, me contemplaras en el espejo del armario
pero ya no estaré, quedará solo una  imagen
de lo que soy, disuelta en el entorno...
 
Cruzaré el  infinito con mis ingrávidos pies
dejando la fragancia triste,
de encantados jardines soñolientos
Sin nada que decir ni que callar,
hacia el exilio indolente.
Doris Melo.
Derechos reservados.

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Login per commentare...
Email

Altre opere di Doris Melo...

Alcuni poeti seguiti da Doris Melo...

Ada Zoe