El gorrión y la liebre

El gorrión y la liebre

by Félix María de Samaniego

Fábula

Un maldito gorrión así decía

a una liebre, que una águila oprimía:

«¡No eres tú tan ligera,

que si el perro te sigue en la carrera,

lo acarician y alaban como al cabo

acerque sus narices a tu rabo?

Pues empieza a correr, ¿qué te detiene?»

De este modo la insulta, cuando viene

el diestro gavilán y lo arrebata.

El preso chilla, el prendedor lo mata;

y la liebre exclamó: «Bien merecido.

¿Quién te mandó insultar al afligido,

y a más, a más meterte a consejero,

no sabiendo mirar por ti primero?»

comments powered by Disqus
     

Miscellany

Felix-maria-samaniego


Other poems by Félix María de Samaniego (read randomly)


Habiendo a su rival vencido un gallo,
quedó entre sus gallinas victorioso,
más grave, más pomposo,

Vivía en un granero retirado
un reverendo búho, dedicado
a sus meditaciones,

Un miserable enfermo se moría,
y el médico importuno le decía:
«Usted se muere; yo se lo confieso;

Despeñado un torrente
de un encumbrado cerro,
caía en una peña,

Meditando a sus solas cierto día
un pensador filósofo decía:
«El jardín adornado de mil flores,

Con las orejas gachas
y la cola entre piernas,
se llevaba un raposo

El autor a sus versos.
Fieras, aves y peces
corren, vuelan y nadan,

Con inminente riesgo de la vida
un ciervo se escapó de la batida,
y en la quinta cercana de repente

Un labrador cansado,
en el ardiente estío,
debajo de una encina

Una fresca mañana,
en el florido campo
un poeta buscaba

Huyendo de enemigos cazadores
una cierva ligera,
siente ya fatigada en la carrera

Like us on Facebook?