Era un gusano
muy sano
—nunca tosía—
Era un gusano
muy sano
—sólo tejía—.
Sano y enano
el gusanito era
—sólo comía
hojas de morera—
El gusanito
no quería ser lo que era,
lloraba y lloraba
lágrimas de seda.
 
Se escondió en su capullo
para que nadie lo viera
—llorar—.
El gusanito
no quería ser gusano,
quería ser otra cosa.
 
Su deseo fue realizado,
se convirtió en mariposa.
 
—¡Seré mariposa blanca
porque al revolotear
quiero ser y parecer
palomita de la paz!
 
(Cuando se desea mucho una cosa,
se consigue la cosa, hermosa.)

  • 0
  • 0
  •  
  •  
S'identifier Commentaires...
Email

Autres oeuvres par Gloria Fuertes...