A.E.

Presiento la rosa en el tallo dormido,
presagio la caricia y presiento la pena.
Y el beso que han de darme,
y el llanto no nacido
humedece mis dedos
y entristece mis venas.
Presiento que me quiere
quien no puede quererme.
Presiento mis insomnios
y el llorar de una estrella.
Yo presiento su risa
—y en mis versos su huella—.
 
Y la risa que pasa,
y la duda que seca.
Todo presiento, todo,
lo que pasa en la tierra:
 
la caricia y el llanto,
el beso y el poema.
 
Que aunque puedo ser madre,
yo soy como un poeta.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Entrar para comentar...

Preferido o celebrado por...

Ada Pardo
Email

Otras obras de Gloria Fuertes...

Algunos poetas que siguen a Gloria Fuertes...

Ergo Rodrerich Melina Rezabala Juan Stban Rios Inés Table Paula Morales Domonell Lucinda Redondo Gualda