Al fin nos hallaremos. Las temblorosas manos
apretarán, suaves, la dicha conseguida,
por un sendero solo, muy lejos de los vanos
cuidados que ahora inquietan la fe de nuestra vida.
 
Las ramas de los sauces mojados y amarillos
nos rozarán las frentes. En la arena perlada,
verbenas llenas de agua, de cálices sencillos,
ornarán la indolente paz de nuestra pisada.
 
Mi brazo rodeará tu mimosa cintura,
tú dejarás caer en mi hombro tu cabeza,
¡y el ideal vendrá entre la tarde pura,
a envolver nuestro amor en su eterna belleza!

  • 1
  • 5
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Alfredo Jiménez G.
casi 3 años

Algo impresionante nos revela este breve poema de Juan Ramón Jiménez, Poeta capaz de una creatividad libre e inagotable:

Un acontecimiento no vivido aún, pero que se desea con toda el alma, al demorarse en llegar, tranforma su naturaleza de ilusión en una suerte de añoranza.

Los anhelos, igual que los gratos recuerdos, también producen nostalgia.

Preferido o celebrado por...

Y. J. Hall Ada Pardo Alfredo Jiménez G. Paolo Panizzo Hugo Rojas
Email

Otras obras de Juan Ramón Jiménez...

Algunos poetas que siguen a Juan Ramón Jiménez...

Claudio Chust Martínez Y. J. Hall Laufey Black dorita tsoli Edgardo Alejandro Ibarra Begoña Ibáñez