Esencia

Esencia

por María Elena Walsh

Esencia

Nunca nombrarla, nunca.
Ni callarla siquiera.
Solamente crecer de sus raíces
con asombrado llanto.
Ser y morir tan solo
para justificarla
como naturaleza
y sumisa costumbre.

Madurará con pausa
y exactitud de necesaria estrella
y solo incertidumbres
me probarán su órbita,
su doloroso amor, su cumplimiento.
Será un desgarramiento
elemental, constante.
Desesperada espera
-lo sé- desesperada.

Y sin embargo, nada
persistirá más cierto
que su sabiduría,
que sus sencillas fiestas.
Como el rosal seguro de la rosa.

Y yo seré la sombra
de su florecimiento,
yo viviré acatando
su voz y su silencio,
en indefensa tierra,
irrenunciablemente.

 

 

 

comments powered by Disqus
     

Misceláneas

Walsh


Otros poemas de María Elena Walsh (leer al azar)


No escuches mi dolor, tú que me heriste.
No te reclama ya ningún acento.
Sólo en mi corazón la sangre es triste.

No son los ángeles que cantan
no son los pájaros ni el mar
es un señor lleno de cielo

Ya preguntaba por el mundo mío,
por la calle sin voz, por el pausado
retorno de la noche en el rocío

Osías el Osito en mameluco
paseaba por la calle Chacabuco
mirando las vidrieras de reojo

Porque me duele si me quedo
pero me muero si me voy,
por todo y a pesar de todo, mi amor,

En otra madrugada,
por vientos de ceniza,
obedecí al latido de la alondra.

Estamos invitados a tomar el té,
la tetera es de porcelana
pero no se ve,

Tantas veces me mataron
tantas veces me morí
sin embargo estoy aquí

Si no recuerdo mal, todo cabía
entre los horizontes de un pañuelo.
Entonces figuraba el mediodía

¿Saben saben lo que hizo
el famoso Mono Liso?
A la orilla de una zanja

El dispensador dice: se producen vacíos que corroen …

Había una vez un bru,
un brujito que en Gulubú
a toda la población

En sus mármoles y sus bronces
parecía la Chacarita
aquel viejo café del Once

Te gusta Poeticous en Facebook?