Bonjour

Ya se despejó la nube
Dejando el rastro del rocío a su paso,
Tuvimos miedo los animales
Y retumbaron las rocas en tinieblas.
 
Ya cantando van los pajaritos
Cuando suegra y nuera alistan la comida.
Se esfuman los sueños de auroras
Mientras sonriendo los niños duermen.
 
Yo pude verte llegar, horizonte
Y tu ser no presagió peligros
Te di la mano y tus ojos de colores
Al inicio, hablarme no pudieron.
 
Luego empezaron a bailar las gotas
En agonizantes puñaladas para el cielo,
Entre el tumulto agarraste mi brazo
Y yo avancé por entre un mar de gente.
 
Así como arreciaba el cielo, nosotros languideciamos entre botellas rojas.
Hubieron luces y fuego adornó todo en tu pequeña ausencia.
 
Luego arrivaste, tormenta, situandote sobre mi, y a mi vera.
Me agarraste de la mano y tu cuerpo al contonearse me envolvía en tu hechizo.
 
Te vi relentizar el paso y sentí celos cuando en mi, tu furia amainaba.
En el lenguaje del amor nos escupimos palabras y allí descubrí que ya se me había empapado el alma.
 
Cuándo cesára el caos te encontré en mis brazos, descubrí con fortuna que mi regazo sostenía tus sueños
Como gotas de rocío mis manos zurcaron triunfantes tu rostro.
 
Cuando la noche amainaba y el rey sol se acomodó en mi tierra, intoxicado como estaba, no pude detenerte.
 
Volver a verte no pude, aún cuando me llené de esperanza. Sin embargo las voces que amo, cruelmente seguían repitiendo tu nombre.
 
Anoche volviste, tormenta, ya pasan los días y sigues intacta. Quisiera yo entender de dónde viniste o si vas a volver mañana.

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Entrar para comentar...

Preferido o celebrado por...

Ada Pardo
Email

Otras obras de Miguel Angel...

Algunos poetas seguidos por Miguel Angel...

Ernest Hemingway Candy Titanium-Heart Walt Whitman Angie Tatiana Aranda Martínez Diana