Creo firmemente que no hay otro
par de palabras que la sinonimia abrace
 mejor que a jamás y siempre.
 
Ambos son tan tercos
 
Así que que me digas que siempre
me amarás
        o que por el contrario insistas
con el “nunca te voy a querer”
me da lo mismo.
 
Ninguno de los dos sucede realmente.
Obstinarse, aferrarse a ese 100%
 Son palabras que se juran eternas
cuando con cualquier hechizo se pueden romper.
 
Son dos sinónimos
del frágil quizás/tal vez
      pero que llevan caparazón.
Pretenciosas y muy bien intencionadas
      pero perfectamente irrealizables.
 
Es utopía.
Todos somos muy fáciles de corromper.
 Yo, esa promesa vacía
       no se la compro a nadie.
 
                            —Liverpool

  • 0
  • 1
  •  
  •  
Login to comment...

Liked or faved by...

Yuneisy
Email

Other works by Natalia Armenia...