Loading...
Yo no nací para reír, en vano
el sol baña con sus oros mi cabeza.
Soy gentilhombre del dolor humano
y envuelto voy al insondable arcano
en el manto imperial de mi tristeza.
 
Nunca supe de bien, supe de dolor,
de frío y soledad: Mi ser remeda
la noche pertinaz que cubre al polo.
Dejadme con mi angustia, estoy tan solo...
Si me quitan mi angustia, ¡qué me queda!
 
Me quieres, bien lo sé. Piadosa y franca
desciendes a mi mal con heroísmo
y donde todo es negro tú eres blanca:
florecita de nieve en la barranca
y estrellita de paz en el abismo.
 
Me quieres, bien lo sé; pero me espanta
pensar que mi existencia tan obscura,
que tu almita de luz, tu almita santa
negra se volverá con sombra tanta
por querer que amanezca en mi negrura.
 
...Y el cielo prueba nuestro amor, el gozo
se alejó gorjeando de la reja
donde el sol alumbró tanto alborozo
y hoy tú ya no eres más que un gran sollozo
y yo ya no soy más que una gran queja.
 
¡Cuánta dicha de ayer en nuestra escena!
Pero el ala de Dios cubrió el santuario
y sin piedad de ti, que eres tan buena,
te clavó en el madero de la pena,
te trocó en virgencita del calvario...
 
¡Mas qué importa! El dolor es soberano
dispensador de gloria y de nobleza.
¡Mi estrellita, mi flor, dame la mano
y vayámonos juntos al Arcano,
en el manto imperial de mi tristeza!

#EscritoresMexicanos Tristeza, dolor humano.

Preferido o celebrado por...
Alfredo Jiménez G. Yuni Ada Pardo Angie Tatiana Aranda Martínez Roco de Berceo Casta Flaco Mefostofiles Jocelin Caal Dulce Patoni Damián Ignacio Delbart Sebastián Delgado Arango Tobias H. Alvarez Santiago Amezcua Johana Panciroli
Otras obras de Amado Nervo ...
Top