El boulevard de los sueños rotos

Favorited 1 time

El boulevard de los sueños rotos

by Joaquín Sabina

En el bulevar de los sueños rotos
vive una dama de poncho rojo,
pelo de plata y carne morena.
Mestiza ardiente de lengua libre,
gata valiente de piel de tigre
con voz de rayo de luna llena.

Por el bulevar de los sueños rotos
pasan de largo los terremotos
y hay un tequila por cada duda.
Cuando Agustín se sienta al piano
Diego Rivera, lápiz en mano,
dibuja a Frida Kahlo desnuda.

Se escapó de una cárcel de amor,
de un delirio de alcohol,
de mil noches en vela.
Se dejó el corazón en Madrid
¡quien supiera reír
como llora Chavela!

Por el bulevar de los sueños rotos
desconsolados van los devotos
de San Antonio pidiendo besos.
Ponme la mano aquí Macorina
rezan tus fieles por las cantinas,
paloma negra de los excesos.

Por el bulevar de los sueños rotos
moja una lágrima antiguas fotos
y una canción se burla del miedo.
Las amarguras no son amargas
cuando las canta Chavela Vargas
y las escribe un tal José Alfredo.

Se escapó de una cárcel de amor,
de un delirio de alcohol,
de mil noches en vela.
Se dejó el corazón en Madrid
¡quien supiera reír
como llora Chavela!

comments powered by Disqus
   

Miscellany


Other poems by Joaquín Sabina (read randomly)


La sexi star de anónima vagina
folla con la rutina de las putas,
come pollas en hora de oficina,

Veinte años cosidos a retazos
De urgencias, disimulos y rutinas,
Veinte años cumplidos, en mis brazos,

No me importa alternar con un mafioso
Si cuenta buenos chistes y es rumboso
No me mola aplastar a los insectos

Adiós muchachos, con el corazón,
que con el alma no puedo, compay.
Juan Luis ¿cómo persona? Qué dicción,

No amortaja la tinta el alfabeto
sino la caja encinta de Pandora,
abona mi locura un chip inquieto,

Mirando en el retrovisor
los semáforos del miedo.
Ando buscando un alquiler

Esta es la canción de las noches perdidas
que se canta al filo de la madrugada
con el aguardiente de la despedida

No soy un fulano
con la lágrima fácil,
de esos que se quejan sólo por vicio.

Ni yo bordo pañuelos,
ni tú rompes contratos,
ni yo mato por celos,

Aquel año mayo duró doce meses
tú y yo acabábamos de nacer
y un señor muy serio moría del disgusto

Capo en primer trate
Ya no cierro los bares, ni hago tantos excesos.
Cada vez son más tristes las canciones de amor.

Que no arranquen los coches,
que se detengan todas
las factorías,

Estábamos en lo mejor
cuando sonó el despertador
como un jarro de agua fría.

Like us on Facebook?