A esos ancianos que como la
“Vieja mecedora",
se han convertido en invisibles.

La vieja mecedora, languidece en un oscuro rincón de cualquier lugar.
 
“Todos la miran y nadie la ve”
 
Ni siquiera con el aura de recuerdos que formando un entrañable halo, giran a su alrededor.
 
Aquella vieja mecedora arropó a muchos, calmó llantos de bebé y alivió dolores del alma y del cuerpo.
 
Fue testigo y confidente de alegrías, de tristezas, de miedos, de despedidas.
 
La vieja mecedora ya no arropa a nadie; se ha convertido en un traste inservible y ruidoso, que suena tristemente en un callado lamento... cuando la mueve el viento.
 
Pero un día cualquiera,
“María”
(esa anciana colmada de años),
se le acercó “ tímidamente “
y con su mirar y andar cansado,
apoyó una mano temblorosa en aquel espaldar lleno de vivencias,
y...¡Sonrió!
 
Esa vieja mecedora, ya no está sola.

Sábado 17 de noviembre/2018

Prosa

  • 2
  • 7
  •  
  •  
Login to comment...
Yuneisy
6 months

Coincido con Angélica, es una triste realidad la indiferencia y falta de sensibilidad de la sociedad hacia los ancianos. Es irónico el modo en que olvidamos que esa es la ley de la vida y la mayoría llegaremos a esa edad...entonces y solo entonces nos caerá el peso de nuestro error y todo el dolor que no supimos ver en los ojos de los ancianos nacerá en los nuestros. Una reflexión muy grande mi querida Ada.

Angélica
6 months

Precioso!
Una triste realidad de muchos ancianos, que "arrinconados" quedan cuando ya no son útiles...
y con suerte, allí llegaremos todos.

Ada Zoe
Ada Zoe
6 months

¿Con suerte?

Angélica
Angélica
6 months

@Ada: Me refiero que no todo el mundo llega a la tercera edad.

Liked or faved by...

Angélica Héctor Flores Yuneisy Domínguez Cálamo Azul Ada Pardo dorita tsoli
Email

Other works by Ada Zoe...