(A todos los actores y actrices de México).

Vivamos juntos las encrucijadas
de ajenas vidas, prestados momentos
se requiere tan sólo estar atentos
a la pantalla, absortas las miradas.
 
Esta tarde será de nuestro cine
es la expresión del pueblo mexicano
tenaz, alegre, furibundo, humano...
El Arte que en esencia nos define.
 
Purista, no se enoje, esto es cultura
aunque violento y muy sensual se mira
nos dice, nos define, nos inspira
con todo y la ominosa y vil censura.
 
Porque hubo gente que tachó de inmundo
el drama diario de “Los olvidados”
(‘−Mejor no hablar jamás de esos pecados’)
y ahora se cuenta en ‘Memoria del Mundo’.
 
Mirar y remirar “Todo por nada”
dos hermanos, su vida y su esperanza;
su valor, su justicia, su venganza.
Dos grandes son Fernando y Mario Almada.
 
Alfonso Zayas o quizá Luis de Alba
con la Chaín, con Anaís de Melo
en la desdicha nos brindan consuelo,
sólo la risa y el albur nos salva.
 
El Compa Antonio, el afamado Tigre
leyenda de los campos, gran jinete
los retos con valor los acomete
sin importar que su vida peligre.
 
Diestro en armas, bandido o justiciero;
a puño limpio o a balazos libra
su guerra cotidiana. El cine vibra
con la emoción del bazucazo fiero.
 
Julieta Carpinteiro, encantadora
fiscal de verdes ojos, heroína,
princesa de la flor, dulce asesina...
y en todos sus papeles seductora.
 
El pandillero acecha, de repente
surge de entre la noche, el filo brilla.
Su flota vive en una alcantarilla
y el actor que cautiva es Carlo Puente.
 
También hay un honesto policía
que hace justicia en el “Barrio salvaje”.
Interpreta excelente al personaje
el talentoso histrión Poncho Munguía.
 
Esteban Franco, Virgilio moderno
nos conduce por sendas inquietantes
llevando a unos incautos emigrantes
por la “Frontera, camino al infierno”.
 
Frecuente drama donde se abandona
al que migra a su suerte en el desierto
sin esperanza hacia un destino incierto.
Diana Ferreti impacta en “Arizona”.
 
Actuar es ser veraz, sin protocolo,
en pantalla resalta una figura
de gran talento y muy alta estatura:
Flavio Peniche ya ha encarnado al Cholo.
 
Sergio Puerto, Rolando*, Rosa Gloria*,
Velma Collins, Lizbeth*, Eliseo Flores
son algunos de esos grandes actores
que conmueven en más de alguna historia.
 
Jorge Luke, Eva Garbo, Lina Santos,
Sony Torres, El Turco, Abril Campillo,
el legendario Valentín Trujillo.
Hay más por mencionar, pero son tantos...
 
Un fuerte aplauso a los que han dado vida
en ese mundo de largometrajes
a tantos entrañables personajes
con talento y con gracia sin medida.
 
Aquí el que no es estrella es brillante astro,
tenemos luminarias a derroche.
Función triple mas la de media noche
en nuestro Cine club “El Güero Castro”.

(2014)

Gracias al actor Antonio Álvarez Ramírez “El Tigre”
que me dio la idea para este poema.

*Nos referimos aquí a Rolando Fernández,
Rosa Gloria Chagoyán y Lizbeth Olivier.

Cine mexicano.

  • 1
  • 4
  •  
  •  
Login to comment...
Alfredo Jiménez G.
4 months

“ODA AL CINE DE ACCIÓN”, ALGUNOS COMENTARIOS Y ANÉCDOTAS
Con el motivo de presentar a ustedes, queridos amigos y amables lectores, la viñeta que adorna desde hace varios días el poema “Oda al cine de acción” en el blog Poéticous, quisiera aprovechar la ocasión para contarles las circunstancias que me inspiraron el poema. Se trata de unos versos sencillos que escribí con mucho entusiasmo y que me han prodigado muchas bellas sorpresas y alegrías desde hace cinco años.
En el 2014 mi amigo el talentoso actor Antonio Alvarez Ramírez, “El Tigre” me sugirió en un mensaje público de Facebook que escribiera un poema sobre el cine de acción mexicano; él ha sido siempre muy indulgente y atento con mi trabajo literario, además de que en conversaciones memorables siempre me ha prodigado su aprecio sincero y miles de consejos sobre aspectos fundamentales de la vida. No puedo menos que reconocer, en tantos años de charla amena, que “El Tigre” es un hombre sabio, formado en la escuela más estricta y difícil que es la vida misma, de la que se ha graduado con honores; sus aulas y laboratorios fueron los campos de Michoacán y después los paisajes y tierras de todo el país. Esa sapiencia lo ha convertido en un ser humano humilde, sencillo, francote y solidario, títulos que no soy el único en reconocerle, miles de amigos y admiradores de su trabajo en cine lo pueden confirmar. Con tantas referencias mencionadas en mi amigo, no será raro afirmar que acepté enseguida su invitación, pero tardé varios meses en componer el poema que al final (lo digo con todas sus letras), no le gustó. Y me lo dijo, con esa franqueza sin eufemismos pero al mismo tiempo sutil y cariñosa que lo caracteriza; nunca voy a olvidar sus atinadas palabras: “Ni están todos los que son, ni son todos los que están, mi buen Alexander”. Y tiene razón, lo explicaré con más detalle enseguida:
Una mañana de ese año mencionado me decidí por fin a componer el poema; en semanas previas había pasado cientos de horas mirando y volviendo a ver una gran cantidad de películas mexicanas de ese género, pero al comenzar a escribir, la pluma se puso a volar sola, como me sucede a menudo y comenzó a manifestarse en mi mente, sin orden ni concierto, todo mi amor por el cine mexicano en general. Entonces dejé fluir esas imágenes sin ningún tipo de mesura, perdí el enfoque y me puse a hablar de TODO el cine popular, incluyendo las sexy comedias que son una de mis pasiones confesas. Cuando me di cuenta, ya tenía varias hojas repletas de estrofas medio emborronadas, tachadas o corregidas (los poemas son lo único que sigo escribiendo a mano). Lo que leí me agradó y decidí dejarlo como estaba; mi poema al cine de acción, se convirtió al final en un estridente agradecimiento a todos los actores de películas para el Pueblo, los que tanto quiero y admiro.
Reprimí el impulso de añadir más estrofas, porque eso hubiera hecho más ardua de leer tan abultada oda; en un afán de justificar los cientos de nombres de actores y actrices que omití es que existe ese endecasílabo: “hay más por mencionar, pero son tantos”. No descarto la posibilidad de escribir una segunda o hasta una tercera parte, que la “Oda al cine de acción” se pudiera convertir, como algunas películas, en una saga con precuelas y secuelas, (sólo lo he considerado, no se alarmen).

¿POR QUÉ SE MENCIONA AL FINAL EL CINE CLUB “EL GÜERO CASTRO”?

Entre los años 2000 y 2008 tuve un local de videojuegos, lo que me permitía disponer de tiempo libre para dejar volar mi creatividad; curiosamente ha sido la época en que menos he escrito. La mayoría de mis clientes eran jóvenes y adolescentes, se fue formando espontáneamente una camaradería muy especial con varios de ellos y al final se convirtieron en “mis drugos” (mis amigos, en el idioma de “Naranja mecánica”). Con ellos fundé un cine club que se instaló en la trastienda del local y llegamos a tener un acervo ¡de más de ochocientas películas en distintos formatos y muy diversos géneros! Nuestro cinematógrafo necesitaba tener un nombre, se sugirieron varios de los grandes creadores; al final se impuso mi voluntad de dictador (y de dueño del negocio) y el recinto se denominó “Cine club ‘El Güero’ Castro” en merecido homenaje al insigne actor, guionista, director, productor y creador de “Bellas de noche”, que desafió a la censura e inauguró la añorada época de sexy comedias del cine mexicano. Muy pronto mis jóvenes socios comprendieron la importancia de éste gran hombre de cine y aceptaron de muy buena gana su nombre en la marquesina de nuestro muy selecto club. El lugar estuvo en funciones durante todos esos años hasta que la vida nos fue dispersando a todos por distintos caminos y terminé cerrando mi local, de la misma manera en que sucedió con el “Nouvo Cinema Paradiso”. Me pareció muy justo poner en el verso final del poema una nota nostálgica personal y al mismo tiempo incluir al admirado Víctor Manuel “El Güero” Castro, pionero indiscutible de la libertad de expresión de nuestro cine nacional.

Alfredo Jiménez G.

En mi imaginario cine club que aparece en la viñeta, tanto en la fachada y el interior se encuentran las fotos de todos los actores y actrices del cine mexicano. Aunque sólo se vean los que están en la marquesina.

Maria Maria
almost 4 years

Un fuerte aplauso

Alfredo Jiménez G.
Alfredo Jiménez G.
over 3 years

¡Gracias amiga María María!

Liked or faved by...

Ada Zoe Ada Pardo dorita tsoli Lucinda Redondo Gualda
Email

Other works by Alfredo Jiménez G....

Some poets followed by Alfredo Jiménez G....

Pablo Neruda Alekz Gonzalez Ada Zoe J. Colom Gadhil Genarosky 57