Hallo más dulce el habla castellana
que la quietud de la nativa aldea,
más deleitosa que la miel hiblea,
más flexible que espada toledana.
 
Quiérela el corazón como una hermana
desde que en el hogar se balbucea,
porque está vinculada con la idea,
como la luz del sol con la mañana.
 
De la música tiene la armonía,
de la irascible tempestad el grito,
del mar el eco y el fulgor del día;
 
la hermosa consistencia del granito,
de los claustros la sacra poesía
y la vasta amplitud del infinito.

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Email

Otras obras de Bonifacio Byrne...