Spinoza (1964)

Enviado 4 veces — Favorito, 3 veces

Spinoza

por Jorge Luis Borges

The Jew's hands, translucent in the dusk,
polish the lenses time and again.
The dying afternoon is fear, is
cold, and all afternoons are the same.

The hands and the hyacinth-blue air
that whitens at the Ghetto edges
do not quite exist for this silent
man who conjures up a clear labyrinth—

undisturbed by fame, that reflection
of dreams in the dream of another
mirror, nor by maidens' timid love.

Free of metaphor and myth, he grinds
a stubborn crystal: the infinite
map of the One who is all His stars.

translated by Richard Howard, César Rennert



The Jew's translucent hands
Shape the crystals in the twilight.
And the dying evening is all fear and chill.
(In the evenings, evenings are the same).

His hands and the hyacinth's space
Paling at the purview of the ghetto
Are almost inexistent for the quiet man
Dreaming a clear labyrinth.

Fame does not perturb him, that reflection
Of dreams in another kind of dream,
Nor the girls' fearful love.

Free of metaphor, free of myth
He shapes a rigid crystal: the infinite
Map of the One that is All Its stars.

Translated by Yirmiyahu Yovel

comments powered by Disqus
         

Misceláneas


Otros poemas de Jorge Luis Borges (leer al azar)


3. Desdichado el pobre en espíritu, porque bajo la …
4. Desdichado el que llora, porque ya tiene el hábi …
5. Dichosos los que saben qu...

El aljibe. En el fondo la tortuga.
Sobre el patio la vaga astronomía
del niño. La heredada platería

Alguna vez hubo una dicha. El hombre
aceptaba el amor y la batalla
con igual regocijo. La canalla

La noche es olorosa como un mate curado
y es vagancia en las calles y ventura en los pechos …
La tarde fue mi pena. La noche como ensalmo

La clara muchedumbre de un poniente
ha exaltado la calle,
la calle abierta como un ancho sueño

Virginia Woolf ha sido considerada «el primer novel …
Adelina Virginia Stephen nació en Londres en 1882. …
Adelina Virginia es la terce...

Temí que el porvenir (que ya declina)
sería un profundo corredor de espejos
indistintos, ociosos y menguantes,

Fría y tormentosa la noche que zarpé de Montevideo. …
Al doblar el Cerro,
tiré desde la cubierta más alta

Lejos del mar y de la hermosa guerra,
que así el amor lo que ha perdido alaba,
el bucanero ciego fatigaba

La amistad silenciosa de la luna
(cito mal a Virgilio) te acompaña
desde aquella perdida hoy en el tiempo

En la noche propicia a los lémures
y a las larvas que hostigan a los muertos
han cuartelado en vano los abiertos

Génesis, 9.13
El arco del Señor surca la esfera
Y nos bendice. En el gran arco puro

El que abraza a una mujer es Adán. La mujer es Eva. …
Todo sucede por primera vez.
He visto una cosa blanca en el cielo. Me dicen que

Te gusta Poeticous en Facebook?