Spinoza (1964)

Enviado 4 veces — Favorito, 3 veces

Spinoza

por Jorge Luis Borges

The Jew's hands, translucent in the dusk,
polish the lenses time and again.
The dying afternoon is fear, is
cold, and all afternoons are the same.

The hands and the hyacinth-blue air
that whitens at the Ghetto edges
do not quite exist for this silent
man who conjures up a clear labyrinth—

undisturbed by fame, that reflection
of dreams in the dream of another
mirror, nor by maidens' timid love.

Free of metaphor and myth, he grinds
a stubborn crystal: the infinite
map of the One who is all His stars.

translated by Richard Howard, César Rennert



The Jew's translucent hands
Shape the crystals in the twilight.
And the dying evening is all fear and chill.
(In the evenings, evenings are the same).

His hands and the hyacinth's space
Paling at the purview of the ghetto
Are almost inexistent for the quiet man
Dreaming a clear labyrinth.

Fame does not perturb him, that reflection
Of dreams in another kind of dream,
Nor the girls' fearful love.

Free of metaphor, free of myth
He shapes a rigid crystal: the infinite
Map of the One that is All Its stars.

Translated by Yirmiyahu Yovel

comments powered by Disqus
         

Misceláneas


Otros poemas de Jorge Luis Borges (leer al azar)


Hay que arrimar una escalera para subir. Un tramo l …
¿Qué podemos buscar en el altillo
sino lo que amontona el desorden?

Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
ni los lentos jardines. Ya no hay una

Ya puedes ver el trágico escenario
y cada cosa en el lugar debido;
la espada y la ceniza para Dido

El tiempo me ha enseñado algunas astucias: eludir l …
Es curiosa la suerte del escritor. Al principio es …

Mi destino es la lengua castellana,
El bronce de Francisco de Quevedo,
Pero en la lenta noche caminada,

Tras los fuertes barrotes la pantera
Repetirá el monótono camino
Que es (pero no lo sabe) su destino

Tengo un solo enemigo. Nunca sabré de qué manera pu …
En la esquina de Charcas y Maipú, frente al convent …
Recordé que lenta, en ese co...

Ni la intimidad de tu frente clara como una fiesta
ni la privanza de tu cuerpo, aún misterioso y tácit …
ni la sucesión de tu vida situándose e...

Alguien recorre los senderos de Ítaca
y no se acuerda de su rey, que fue a Troya
hace ya tantos años;

No son más silenciosos los espejos
ni más furtiva el alba aventurera;
eres, bajo la luna, esa pantera

Zumban las balas en la tarde última.
Hay viento y hay cenizas en el viento,
se dispersan el día y la batalla

La luna ignora que es tranquila y clara
y ni siquiera sabe que es la luna;
la arena, que es la arena. No habrá una

Lo dejo en el caballo, en esa hora;
crepuscular en que buscó la muerte;
que de todas las horas de su suerte

Te gusta Poeticous en Facebook?