Una y una, dos.
Dos y una, seis.
El pobre burrito
contaba al revés.
 
¡No lo sabe!
—Sí lo sé.
—¡Usted nunca estudia!
Dígame ¿por qué?
Cuando voy a casa
no puedo estudiar;
mi amo es muy pobre
hay que trabajar.
 
Trabajo en la noria
todo el santo día
no me llame burro,
profesora mía.

  • 0
  • 2
  •  
  •  
S'identifier Commentaires...

Préféré par...

Ada Pardo Yaiza Rainbow
Email

Autres oeuvres par Gloria Fuertes...

Quelques poètes qui suivent Gloria Fuertes...

yenith cristancho Melina Rezabala Carolina Walter Wiesner mariana lema Pablo Sciuto