Cargando...

Cuando vuelan las gaviotas

Ni me dejas que te quiera
ni me dejas que me vaya,
soy un barco que navega,
que navega por la orilla
sin llegar hasta tu playa.
 
Cuando encuentro la salida
llega un beso milagroso
y unas manos que me agarran;
cuando vuelan las gaviotas
yo quisiera irme con ellas
y las fuerzas se me acaban.
 
Yo quisiera que en los mares
acabaran mis pesares
y encontrará ahí tu olvido;
y que tú sin que sintieras
poco a poco me dijeras
el adiós definitivo.
 
Y cantar mi despedida
con las más lindas canciones
aunque sangren en el pecho
sin deberla ni temerla
dos honrados corazones.
 
Enfilar hacia la ruta
de los grandes horizontes
a buscar nuevas derrotas
con el alma por los suelos,
la mirada por los cielos
cuando vuelan las gaviotas.
Preferido o celebrado por...
Otras obras de José Alfredo Jiménez ...



Top