Madrugada

Enviado 1 vez

Madrugada

por Luis LLorens Torres

Ya está el lucero del alba
encimita del palmar,
como horquilla de cristal
en el moño de una palma.
Hacia él vuela mi alma,
buscándote en el vacío.
Si también de tu bohío
lo estuvieras tú mirando,
ahora se estarían besando
tu pensamiento y el mío.

comments powered by Disqus

Misceláneas

Images%20(15)


Otros poemas de Luis LLorens Torres (leer al azar)


A doña Panchita el sol
la hizo de carne trigueña.
El sol la hizo buena moza.

Guíñale al sol la cabaña.
El río es brazo que se pierde
por entre la manga verde

¡Pancho Ibero! Tronco de honda raíz ibérica
y encarnación de la América española.
Una ola te trajo a las playas de América.

Bendito sea el Diablo, que me amarra
al rojo de su capa y de su pluma,
y mis sentidos en amor sahúma,

Gallo que los tiene azules,
es el que los sueños míos
ensueñan en desafios

Para asomarme, desde mi alma, al mundo
ábrete y serás tu la única puerta.
Ábrete en un amor tan ultrahumano

Para asomarme, desde mi alma, al mundo
ábrete y serás tú la única puerta.
Ábrete en un amor tan ultrahumano

Cuando yo más la queria,
se fue para el camposanto.
Toda la sal de mi llanto

Te gusta Poeticous en Facebook?