Ya está el lucero del alba
encimita del palmar,
como horquilla de cristal
en el moño de una palma.
Hacia él vuela mi alma,
buscándote en el vacío.
Si también de tu bohío
lo estuvieras tú mirando,
ahora se estarían besando
tu pensamiento y el mío.

  • 1
  • 0
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Email

Otras obras de Luis LLorens Torres...