Madrugada

Enviado 1 vez

Madrugada

por Luis LLorens Torres

Ya está el lucero del alba
encimita del palmar,
como horquilla de cristal
en el moño de una palma.
Hacia él vuela mi alma,
buscándote en el vacío.
Si también de tu bohío
lo estuvieras tú mirando,
ahora se estarían besando
tu pensamiento y el mío.

comments powered by Disqus

Misceláneas

Images%20(15)


Otros poemas de Luis LLorens Torres (leer al azar)


¡Ojos tuyos! Ojos negros, que el amor los enfurece. …
Pupilas que se dilatan ante la azul inmensidad.
Astros donde la luz se ennegrece

El- La historia de nuestro amor,
que aún sahúma tu memoria,
fue breve como la historia

Déjame, niña, bogar,
en el esquife de un verso,
por el oleaje perverso

Niño, de noche lanzábame a la selva,
acompañado del negro viejo de la hacienda,
y cruzábamos juntos la manigua espesa.

Altamar del Mar Caribe.
Noche azul. Blanca goleta.
Una voz grita en la noche:

La Mujer Puertorriqueña
Mujer de la tierra mía.
Venus y a un tiempo María

La golondrina mansa del recuerdo
se ha posado en mi torre de poeta.
Viene de las difuntas lejanías...

Cuando canta en la enramada
mi buen gallo canagüey
y se cuela en el batey

Te gusta Poeticous en Facebook?