Las ascuas de un crepúsculo morado

Las ascuas de un crepúsculo morado

por Antonio Machado

Las ascuas de un crepúsculo morado
detrás del negro cipresal humean...
En la glorieta en sombra está la fuente
con su alado y desnudo Amor de piedra,
que sueña mudo. En la marmórea taza
reposa el agua muerta.

comments powered by Disqus
       

Misceláneas

Antonio-machado


Otros poemas de Antonio Machado (leer al azar)


Si yo fuera un poeta
galante, cantaría
a vuestros ojos un cantar tan puro

Una noche de verano
—estaba abierto el balcón
y la puerta de mi casa—

Nuestras vidas son los ríos,
que van a dar a la mar,
que es el morir. ¡Gran cantar!

Cuando murió su amada
pensó en hacerse viejo
en la mansión cerrada,

Sobre la tierra amarga,
caminos tiene el sueño
laberínticos, sendas tortuosas,

Dice la esperanza: un día
la verás, si bien esperas.
Dice la desesperanza:

En una tarde clara y amplia como el hastío,
cuando su lanza blande el tórrido verano,
copiaban el fantasma de un grave sueño mío

La aurora asomaba
lejana y siniestra.
El lienzo de Oriente

Te gusta Poeticous en Facebook?