Cargando...

El Buho y el palomo

Érase un búho, dechado
de egoísmo el más perfecto,
de todo siempre esquivado,
cual si diera resfriado
su agrio, antipático aspecto.
 
“¿Por qué me aborrecerán?”
Dijo irritado y confuso
a un palomito galán.
—"Por culpa tuya", él repuso:
“Ama, oh, búho y te amarán”.
Preferido o celebrado por...
Otras obras de Rafael Pombo ...



Top