(canción)

La mujer que yo más quiero
en la sangre tiene hiel,
me deja sin su plumaje
sabiendo que va a llover,
sabiendo que va a llover.
 
El árbol que yo más quiero
tiene dura la razón,
me priva su fina sombra
bajo los rayos del sol,
bajo los rayos del sol.
 
El río que yo más quiero
no se quiere detener,
con el ruido de sus aguas
no escucha que tengo sed,
no escucha que tengo sed.
 
El cielo que yo más quiero
se ha comenzado a nublar,
mis ojos de nada sirven,
los mata la oscuridad,
los mata la oscuridad.
 
Sin abrigo, sin la sombra,
sin el agua, sin la luz,
sólo falta que un cuchillo
me prive de la salud,
me prive de la salud.

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Entrar para comentar...
Email

Otras obras de Violeta Parra...

Necesitamos tu ayuda

A diferencia de otros sitios, no hemos exigido pagos para acceder a nuestro contenido – queremos que el acceso a la poesía sea tan abierto como sea posible. Mantener Poéticous requiere de mucho tiempo, dinero y esfuerzo, y el ingreso que obtenemos por la publicidad es casi nada. Es por eso que, cada vez más, necesitamos que nuestros lectores nos financien. Si cada persona que lee nuestras páginas y las aprecia nos ayuda a financiarlas, nuestro futuro sería mucho más seguro. Apoya Poéticous con tan poco como $1.