Todo se desordena y encuentra su ruta
 
en un tejer de miles de secretos,
 
en la amalgama de viejas reminiscencias.
 
De tantas repetitivas historias, que se improvisan
 
de piel plegada mordiendose así misma
 
de antiguos sueños impacientes
 
que se eternizan entre mis dedos.
 
 
Cuando el tiempo se convierte
 
en una golondrina sin alas,
 
Y los viejos robles murientes lloran su melancolía.
 
Mientras fantasean pequeños mundos utópicos.
 
 
Entonces, me posaré en la sombras de la luna
 
sobre el mar cansado...
 
Como algo insólito, maravilloso, que se escurre
 
en las noches que muerden silencios.
 
Mientras, un halito suave de vida
 
se mezcla con curiosas brisas abrumadas,
 
liberadoras de sólidas penumbras.

  • 0
  • 0
  •  
  •  
Login to comment...
Email

Other works by Doris Melo...

Some poets followed by Doris Melo...

Ada Zoe