Cargando...

En el sepulcro de un niño

Al brillar la razón a su alma pura,
Miró los males del doliente suelo:
Gimió; y los ojos revolviendo al cielo,
Voló buscando perenal ventura.

Preferido o celebrado por...
Otras obras de José María Heredia ...



Top