Soneto CLXVI, Mientras por competir con tu cabello (1582)

Soneto CLXVI, Mientras por competir con tu cabello

by Luis de Góngora

Mientras por competir con tu cabello
Oro bruñido al sol relumbra en vano,
Mientras con menosprecio en medio el llano
Mira tu blanca frente al lilio bello;

Mientras a cada labio, por cogello,
Siguen más ojos que al clavel temprano,
Y mientras triunfa con desdén lozano
Del luciente cristal tu gentil cuello,

Goza cuello, cabello, labio y frente,
Antes que lo que fue en tu edad dorada
Oro, lilio, clavel, cristal luciente,

No sólo en plata o vïola troncada
Se vuelva, más tú y ello juntamente
En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

Readers rating: 5 out of 5
Rate it
comments powered by Disqus
     

Miscellany


Other poems by Luis de Góngora (read randomly)


Los montes que el pie se lavan
En los cristales del Tajo,
Cuando las frentes se miran

Fragoso monte, en cuyo basto seno
Duras cortezas de robustas plantas
Contienen aquel nombre en partes tantas

—¿De dónde bueno, Juan, con pedorreras?
—Señora tía, de Cagalarache.
—Sobrino, ¿y cuántos fuistes a Alfarache?

Entre los sueltos caballos
De los vencidos Cenetes,
Que por el campo buscaban

No enfrene tu gallardo pensamiento
Del animoso joven mal logrado
El loco fin, de cuyo vuelo osado

—Téngoos, señora tela, gran mancilla.
—Dios la tenga de vos, señor soldado.
—¿Cómo estáis acá afuera? —Hoy me han echado,

Urnas plebeyas, túmulos reales
Penetrad sin temor, memorias mías,
Por donde ya el verdugo de los días

La bella Lira muda yace ahora
debajo de este mármol, que sin duda
lo ha convocado muda

¡Ya no más, ceguezuelo hermano,
ya no más!
Baste lo flechado, Amor,

Like us on Facebook?